terça-feira, 5 de abril de 2011

Desempates

Captado no blog: http://www.huizachess.com/

El sistema de puntuación parcial

(Sonnenborn-Berger, Bucholz II)

    Para cada jugador empatado se halla la suma de las puntuaciones finales obtenidas por todos los jugadores a los que ha ganado, más la mitad de las puntuaciones finales de todos lo jugadores con los que ha empatado, sin sumar nada por las partidas que perdió.

P = Suma de los puntos finales de los rivales ganados + (Suma de los puntos finales de los rivales empatados/2)

    Pero lo dicho es válido sólo para aplicarlo a competiciones individuales. En competiciones por equipos, la idea es la misma, pero teniendo en cuenta que la gama de puntos a obtener en cada encuentro es mayor, dependiendo del número de componentes de cada equipo. En las competiciones individuales, la gama de puntos posibles a obtener en un encuentro es 1; 0,5 y 0. Aplicando el sistema se asignan respectivamente los porcentajes 100%; 50% y 0% de las puntuaciones obtenidas por sus adversarios. Así, en las competiciones por equipos se actúa del mismo modo, variando los porcentajes según el número de componentes de los equipos. Si los equipos fueran de dos jugadores, la gama de puntos posibles en cada encuentro sería 2; 1,5; 1; 0,5 y 0. En consecuencia los porcentajes a aplicar serían, respectivamente, 100%; 75%; 50%; 25% y 0%. Para competiciones por equipos de cuatro jugadores, que es lo más habitual, la gama de puntos varía como sigue: 4; 3,5; 3; 2,5; 2; 1,5; 1; 0,5 y 0; y consecuentemente los porcentajes a aplicar, respectivamente, en cada caso serán: 100%; 100%; 87,5%; 75%; 62,5%; 50%; 37,5%; 25%; 12,5% y 0%.

    La esencia de este sistema, oficialmente reconocido en todo el mundo, es que los puntos contienen mayor peso específico cuando se han obtenido frente a adversarios bien clasificados. El punto débil del sistema es que las partidas menos importantes, especialmente hacia el final del torneo, a menudo pueden desempeñan un papel decisivo en el orden final de los empatados, en los primeros lugares de la tabla.

 

El sistema de puntuación total

(Bucholz, Solkov, Bucholz I)

    Para cada jugador empatado se halla la suma de las puntuaciones finales obtenidas por todos sus adversarios.

P = Suma de las puntuaciones finales de todos sus adversarios

    Naturalmente, este sistema es de aplicación solamente en torneos suizos, y su objetivo es valorar el torneo particular disputado por cada jugador. No obstante, y dado que los adversarios de cada jugador son asignados de una forma un tanto aleatoria, además de que influye también la posible eliminación o retirada de alguno de ellos, generalmente este sistema suele pasar a un segundo término en el orden de aplicación de los sistemas de desempate, salvo quizás en las pruebas de carácter oficial, tanto en el ámbito nacional como internacional (sobre todo en estas últimas, en las que la fuerza de los jugadores está previamente contrastada y, por otro lado, en general, no se dan casos de retiradas o eliminaciones). En los torneos abiertos de nuestro ámbito, en general este sistema va precedido en el orden de prelación por el sistema mediano de Harkness o Bucholz mediano.

El sistema mediano

(Harkness, Bucholz mediano)

    Para cada jugador empatado se halla la suma de las puntuaciones finales obtenidas por todos sus adversarios, excepto las siguientes:

P = Suma de las puntuaciones finales de todos sus adversarios excepto las mayores y las menores

a) en un torneo de 8 rondas o menos, la mayor y la menor

b) en un torneo de 9 a 12 rondas, las 2 más altas y las 2 más bajas

c) en un torneo de 13 rondas o más las 3 mayores y las 3 menores.

    Al igual que en los sistemas de puntuación parcial y de puntuación total, el sistema mediano pretende evaluar la fuerza relativa del conjunto de adversarios de cada jugador. Al no considerarse las puntuaciones extremas, tanto por arriba como por abajo, lo que se intenta es que la medición de la fuerza de los adversarios sea más representativa. 

 

Otros sistemas de desempate

    Los sistemas de desempate citados anteriormente son los más usuales en la práctica de torneos. No obstante, existen también otros sistemas de menor utilización y rango, que permiten cuando menos, en la mayoría de los casos, deshacer empates que persisten tras la aplicación de varios de los sistemas más usuales.

1º) Desempate por los resultados obtenidos contra los primeros clasificados.

    Según este sistema, de aplicación principalmente en competiciones individuales por sistema de liga, los jugadores empatados son ordenados de acuerdo a las puntuaciones obtenidas contra los jugadores que en la clasificación final han obtenido más del 50% de la puntuación máxima posible. Es un método práctico y bueno, ya que favorece a los jugadores que mejor han puntuado frente a los más fuertes.

2º) Desempate por mayor número de victorias.

    Este sistema se aplica generalmente en matchs y competiciones individuales, si bien es posible también su aplicación en competiciones por equipos. En cierto modo puede decirse, también, que se trata de una aplicación del sistema de puntuación pesada, pero de forma simplificada. Según este sistema, los empatados son ordenados por el número de victorias en el torneo. El sistema no tiene una justificación científica, ya que el jugador que tiene mayor número de victorias, al estar empatado con otro, deberá, también, tener mayor número de derrotas que él. Pero por otro lado, puede tener una importancia práctica si lo que se desea es que las partidas sean muy disputadas y evitar así un excesivo número de tablas.

3º) Matchs

    En competiciones individuales, cuando sólo la victoria es significativa o si hay un número limitado de plazas que dan acceso a otra competición posterior, generalmente de mayor rango, suele ser muy usual desempatar mediante la celebración de un match o match-torneo entre los empatados (dependiendo de que estos sean dos o más, respectivamente), a un número limitado de partidas, supeditando en tales casos las puntuaciones obtenidas por la mera aplicación de los sistemas de desempate, al resultado del match o match-torneo.

4º) Desempate por colores y resultado particular o menor resultado

    En competiciones individuales, dando prioridad al conductor de las piezas negras, y en competiciones por equipos, dando prioridad al equipo cuyo primer tablero condujo las negras. Este suele ser, generalmente, el último sistema a aplicar, basado exclusivamente en la teórica ventaja del blanco en toda partida de ajedrez. Cuando se aplica este sistema, generalmente suele ir precedido del resultado particular entre los empatados, y, sólo si persiste el empate al aplicar este último, decidir por el color de las piezas.

5º) Suma de la valoración de los oponentes

    Se suma el número de valoración inicial de los oponentes y tienen mejor desempate quien suma menos puntos. En este sistema se presume que hace mejor competición el que se ha enfrentado a jugadores supuestamente más fuertes. El problema de este sistema es que sólo es útil en torneos en los que todos los participantes tienen valoración, y es totalmente inútil si en el torneo hay un gran número de jugadores sin valoración.

6º) Por sorteo

    De aplicación como último sistema, y a pesar de que se utilice en algunas ocasiones, siempre en casos extremos, este sistema tiene aún menos sentido que el recurrir al resultado y color en el encuentro particular entre los empatados, como resulta fácil de comprender. La única aplicación práctica que se le puede ver es en torneos suizos, y en los que puestos de la clasificación final no afectos a premios, y aún en este caso se podría recurrir al mero orden alfabético, como se indicó en el carácter de los sistemas de desempate.  

Nenhum comentário:

Postar um comentário